lunes, enero 23, 2012

La mansion de la locura

El otro juego que probé y me agrado fue el juego de La mansión de la locura, como decidimos probar el juego, vino por una curiosidad de los juegos de tablero de los mundos de Lovecraft, he visto comics, novelas y juegos de rol, los había muy buenos y otros muy pesados, pero de tablero era el primero que probaba.

AL principio perdimos un tiempo precioso para solucionar el entuerto dividiendo fuerzas, algo que después nos haría perder la partida.
Es importante ser consciente que se trata de un juego cooperativo, y eso es algo que nos pudo, al principio parece una historia de la Herencia de tía Agata, pero esta mas cerca de un juego de rol, que del juego de mesa mencionado.

Como casi todo juego cooperativo, cada jugador lleva un personaje con distintas habilidades, objetos y capacidades, y es importante escuchar lo que cuenta el director de juego, que quien lleva el misterio y a los malosos, porque con la historia que va contando da pistas que es importante para completar el juego.
Según van pasando los turnos el juego va marcando que pasa en cada momento, dando vida a la mansión no solo por parte del director sino también por parte del juego, los acontecimientos generan caos, y acercan a descubrir la realidad que te vuelve loco, como le paso a mi personaje.

El juego tiene un precio alto, viene con figuras de los bichos un montón de marcadores, cartas, las fichas de los jugadores, cartas en tropel, y fichas para crear planos de las mansiones, si es mucho material, alguno que esta lejos de ser necesario.
También esta el problema de la jugabilidad, en el juego solo vienen un numero limitado de mansiones con un numero limitado de historias, lo que deja a como mucho 15 partidas, a ese precio me parece demasiado caro.

El juego en si esta muy bien si quien lo lleva controla el mundillo y los jugadores saben de que va la cosa y no han jugado esa partida, y se tiene tiempo para montarlo, conclusión se necesita que se den muchas cosas para poder tener una buena partida, y en el mejor de los casos el numero de veces que se va ha dar es limitado.