jueves, septiembre 29, 2011

Kamino

Como resultado de la forzosa pero ingeniosa adaptación, los kaminoanos sobrevivieron a la inundación planetaria.

A lo largo de su historia, la posición y la existencia de Kamino solo fue conocida por un puñado de seres. En el 3.996 ABY, a continuación de la de devastación de Ossus, un número de artefactos salvados de Ossus fueron ocultados en las ruinas de Derem por el Maestro Jedi Qalsneek el Toro. Después de la Guerra Civil Jedi, dardosables kaminoanos fueron usados en la Galaxia, pero la mayoría desconocían su procedencia.

Años más tarde, los kaminoanos crearon dardosables similares a los antiguos dardos kyber. Estas armas letales fueron preferidas por el caza recompensas Jango Fett. Los kaminoanos crearon mineros clónicos para trabajar en las minas de Subterrel. Durante unas prospecciones en Subterrel, Dexter Jettster se familiarizó con los clonadores kaminoanos, e incluso encontró un dardosable.

En el año 32 ABY, Sifo-Dyas encargó un pedido a los kaminoanos de un Ejército Clon. Darth Tyranus, al servicio de los mandatos de Darth Sidious, asesinó a Sifyo-Dyas para ocultar la creación de esta armada a los ojos de los Jedi y de la República. Tyranus entonces, reclutó a Jango Fett para servir como el Clon Original. Fett accedió con la condición de que los kaminoanos crearan para él un clon inalterado, su hijo Boba Fett. Jango educó a Boba en Kamino durante los siguientes diez años.

Obi-Wan Kenobi se dirigió allí en el año 22 ABY siguiendo la pista sobre el paradero del que pudiera ser el asesino de la Senadora Amidala, a través de un dardosable. Este dardosable había sido usado por Jango Fett para matar a Zam Wesell antes de que pudiera ser interrogada por Kenobi. Kenobi identificó el dardo gracias a Dexter Jettster, dirigiendo la investigación a Kamino, Obi-Wan y Yoda se extrañaron de que Kamino hubiese sido borrado de los Archivos Jedi por Dooku. Durante la estancia de Obi-Wan en Kamino en la Ciudad Tipoca, descubrió la fuente del código genético del Ejército Clon, Jango Fett y su "hijo" Boba Fett.

Una vez fue descubierto, Jango y Boba consiguieron escapar por muy poco del planeta seguidos de cerca por Obi-Wan. Más tarde Yoda fue al planeta y se llevó un contingente del Ejército Clon para ayudar en el rescate de Obi-Wan, Anakin, Padmé y los Caballeros Jedi en la Batalla de Geonosis, la cual dio comienzo a las tristemente célebres Guerras Clon. Cuando los separatistas descubrieron la fuente de los clones, el Comandante Merai lanzó un ataque a kamino en obediencia del Agente Passel, pero la Primera Guerra de Kamino, en el año 22 ABY, fue ganada por la República. En la Segunda Batalla de Kamino, las instalaciones de clonación fueron seriamente dañadas por Mandalor el Resurrector y sus mandalorianos.

Con el alzamiento del Imperio Galáctico, Kamino se encontró bajo el control imperial. Un pequeño número de kaminoanos, ofendidos por la presencia del Imperio en su mundo, empezaron a criar un grupo de clones que lucharían contra ellos. Esta amenaza fue sofocada por la Legión 501, encabezados por Boba Fett, en un conflicto que sería llamado como el Levantamiento de Kamino.

Cuando la Nueva República derrotó al Imperio en la Guerra Civil Galáctica y se apoderó de toda la maquinaria del gobierno galáctico, finalizaron el programa de las tropas de asalto incluyendo con el proceso de clonación en Kamino. Evidentemente, los centros de producción kaminoanos fueron destruidos, junto con muchos otros centros de clonación repartidos por el que fuera el territorio del Imperio.

Años más tarde, la kaminoana Taun We buscó venganza contra los mandalorianos que los atacaron durante las Guerras Clon contratando a Boba Fett para matar Fenn Shysa, el último mandaloriano veterano de la Segunda Batalla de Kamino.